temporada de tormentas

Las fuertes lluvias afectaron al norte argentino

En Tucumán fueron evacuadas 450 familias en el este provincial. Mientras que en el Litoral, hubo cuatro víctimas fatales y más de 5.000 personas tuvieron que dejar sus hogares.
sábado, 12 de enero de 2019 · 07:48

La fuertes lluvias afectaron a 450 familias del este provincial. La localidades de Finca Mayo, en Cruz Alta, donde las lluvias anegaron muchas viviendas. Sin embargo, ninguna familia fue evacuada. Los poblados de Pampa Mayo, Puente Alegre, La Chacra, El Bañador y La Ruda, ubicados al norte de Garmendia, estuvieron incomunicados por dos días porque el agua tapó por completo la vieja traza de la ruta 34. Ramón Imbert, subdirector de Defensa Civil, informó que en algunos sectores de Burruyacu las lluvias caídas alcanzaron los 150 milímetros. Es decir que en dos días se registró la cuota de precipitaciones normales para todo enero.

¿Cuáles fueron las causas?

Según La Gaceta, un equipo de ingenieros de la Universidad Nacional de Tucumán investigó las causas del fenómeno que afectó a más de 5.000 habitantes en La Madrid, una de las localidades más afectadas por las lluvias. 

En las últimas décadas se desmontaron cerca de 100.000 hectáreas, destinadas a la explotación agrícola -el 70% se deforestó en Catamarca para cultivar soja-. Los cambios en el uso de los suelos provocaron que el antiguo bañado de Ovanta se transformara en un río. El río Ovanta se constituyó en uno de los afluentes del San Francisco (junto al Alijilán). Por obra de productores privados, el río San Francisco fue desviado y pasó a desembocar en el río Marapa, a la altura del paraje Los Sauces, río arriba de La Madrid, cuando su cauce natural se unía al Marapa aguas abajo. El área de influencia de la cuenca del Marapa se amplió de 2.082 kilómetros cuadrados a 4.357 kilómetros cuadrados. Los cambios de cauces, sumados a las lluvias de hasta 320 milímetros en un par de horas a finales de marzo de 2017, provocaron las inundaciones.

Cuatro personas murieron en el Litoral  y hubo 5.000 evacuados en cinco provincias

Cuatro personas murieron y más de 5.000 fueron evacuadas a causa del fuerte temporal que afectó a cinco provincias del norte argentino. Chaco, Corrientes, Santiago del Estero, Entre Ríos y el norte de Santa Fe son los lugares más afectados por las inundaciones, que dejaron varios pueblos aislados. Los últimos datos del Servicio Meterológico Nacional (SMN) indican que se esperan más lluvias en la zona, por lo que la situación podría empeorar en los próximos días.

Cuatro personas murieron por los anegamientos: tres en Paso de Los Libres, Corrientes, donde una mujer y su hija murieron ahogadas tras el desborde de un arroyo, donde también se hallo sin vida a un hombre. A ellos se suma un nene que fue golpeado por una rama cuando circulaba en moto con su papá en la capital de Santiago del Estero. En Corrientes son más de 2.500 los evacuados, según información de Defensa Civil local. En Chaco, las autoridades provinciales informaron que sólo en Resistencia hay al menos 4.500 familias afectadas y se evacuaron a 500 damnificados en seis centros comunitarios y escuelas. En Santa Fe, el secretario de Recursos Hídricos, Juan Carlos Bertoni informó que la situación “se complica” más por los pronósticos del agua que baja por los ríos desde Santiago del Estero y Chaco. Esperan que el los próximos seis días se produzcan importantes incrementos en los caudales de los principales ríos del norte santafesino. La localidad de Los Amores, ubicada casi al límite con Chaco, registró lluvias por más de 740 milímetros, casi tres cuartos de las precipitaciones correspondientes a todo el año. Por último, en Santiago del Estero fueron asistidas más de 800 familias.

Funcionarios nacionales recorren las áreas afectadas

Efectivos del Ejército, Prefectura y Gendarmería realizan tareas de evacuación ayudados por vehículos de gran porte, para trasladar a los damnificados que se ven obligados a abandonar sus domicilios.

Según informó Presidencia de la Nación, la Secretaría de Protección Civil, del Ministerio de Seguridad de la Nación, está en “permanente contacto” con las autoridades de las provincias y atenta a los requerimientos que soliciten para “activar la ayuda en forma inmediata”.

En tanto, el subsecretario de Protección Civil, Daniel Russo, recorrerá este fin de semana localidades afectadas de Chaco y Corrientes. El Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación, por su parte, informó el envío de suministros básicos para ser distribuidos entre la población que sufrió los efectos de la crecida de ríos y arroyos.