¿Por qué se conmemora el Día Internacional de la Mujer?

Enterate del hecho histórico qué conmemora este día.
viernes, 08 de marzo de 2019 · 07:29

La tragedia, las movilizaciones de miles de obreras, los reclamos por mejoras laborales y el pedido de equidad salarial y de derechos, entre otros sucesos, originaron la fecha que desde 1975 se conmemora cada 8 de marzo.

Antes de que la ONU institucionalizara esta conmemoración específicamente, era recordada como el Día Internacional de la Mujer Trabajadora ya que su concepción y espíritu de origen fue netamente sindicalista.

El día resume la lucha obrera que durante décadas llevaron adelante miles de trabajadoras en todo el mundo que proclamaron el reconocimiento de sus derechos. Lo hicieron marchando por las calles de las grandes ciudades que ya habían visto caminar a los artífices de las revoluciones sociales.

El 8 de marzo de 1875 cientos de mujeres trabajadoras de una fábrica de textil de Nueva York marcharon por las calles la ciudad contra los bajos salarios y por la diferencia que sufrían en comparación con sus pares: la mayoría cobraba menos de la mitad que los hombres.

El final fue trágico: 120 mujeres murieron como consecuencia de la brutalidad policial. La indignación provocó que las trabajadoras fundaran el primer sindicato femenino.

Las obreras exigían reducción de la jornada laboral, igualdad salarial (los hombres que cubrían los mismo puestos eran mejor pagos), horario de lactancia y la creación de un sindicato.

Pero fue con el paso de los años se quitó el concepto "trabajadora" para la conmemoración: en 1975 la ONU decidió que era necesario reivindicar a la totalidad de las mujeres y a todos los derechos.

La reivindicación de el origen proletario

En 1911, Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza celebraron el día de la mujer el 19 de marzo con mitines a los que asistieron más de un millón de personas, la inmensa mayoría, mujeres.

Para febrero de 1913, las mujeres rusas celebraron el Día Internacional de la Mujer, que en otros países comenzaba a señalarse en el calendario el 8 de marzo.

Cuatro años después, en plena Primera Guerra Mundial (1917), las mujeres rusas reaccionaron a la muerte de más de 2 millones de soldados en la guerra: convocaron una huelga para el último domingo de febrero.

Las protestas y manifestaciones iniciadas aquel 23 de febrero y hasta 8 de marzo condujeron a una movilización general contra la monarquía y por el fin de la guerra. Los levantamientos provocaron la abdicación del zar ruso y condujeron a un gobierno provisional que les concedió a las mujeres el derecho al voto.

Lo que siguió fue tras la revolución de octubre y de la mano de Alexandra Kollontai —feminista bolchevique— fue el voto de la mujer, divorcio legal y el aborto. Además, logró que el 8 de marzo sea considerado fiesta oficial en al entonces URSS. En 1965, el Sóviet Supremo decretó el 8 de marzo como día no laborable.