Polémica

El Vaticano afirmó que mantiene una postura de "neutralidad positiva" en la crisis en Venezuela

La Iglesia insiste en ser la mediadora entre el chavismo y el espacio de Juan Guaidó.
viernes, 08 de febrero de 2019 · 11:02

El Vaticano mantiene una posición de "neutralidad positiva" en la crisis suscitada en Venezuela tras la jura de Juan Guaidó, con el aval del Parlamento, como presidente interino del país, afirmó hoy el secretario de Estado vaticano, Pietro Parolin.

"La actitud de la Santa Sede es de neutralidad positiva, no es la actitud de quienes se sientan delante de la ventana y observan de manera casi indiferente. Es la actitud de estar sobre las partes para superar el conflicto", aseguró Parolin en declaraciones a la televisión Tg2000, propiedad de la Conferencia Episcopal italiana.

"Son las partes las que deben moverse en este punto, tal como sucedió cuando la Santa Sede aceptó ser parte del diálogo", agregó el jefe de la diplomacia vaticana, citado por la agencia de noticias EFE.

Además se remitió a las declaraciones que hizo el papa Francisco en el avión que lo trajo de regreso de Emiratos Árabes Unidos esta semana, cuando dijo que "para que se haga una mediación, se necesita la voluntad de ambas partes. Las condiciones iniciales son claras: que las partes lo pidan, siempre estamos disponibles".

Los obispos venezolanos insisten en una solución pacífica

"No queremos un derramamiento de sangre, por ninguna razón al mundo" señaló en los últimos días, Mons. José Trinidad Fernández, obispo auxiliar de Caracas y secretario general de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV),

La Iglesia venezolana expresó: "Sabemos que el pueblo venezolano es pacífico, que se necesita una solución negociada y pacífica, que respete a todos. El mandamiento 'no matarás' es particularmente válido en este momento y éste debe ser un proceso de paz, no de guerra". "Ciertamente -continuó el Secretario General del CEV- "la nuestra es una petición de diálogo y lo hemos reiterado muchas veces en nuestros pronunciamientos. Un diálogo que debe conducir a esa transición pacífica y a ese cambio político que el pueblo está pidiendo. Un cambio político, para ir a elecciones claras y transparentes".

Además, la Iglesia venezolana sigue señalando la dramática situación de la población, la falta de alimentos y medicinas, "es fundamental abrir el país a la ayuda humanitaria, estamos en una situación dramática, sin precedentes, los niños están desnutridos y faltan los medicamentos básicos, los más comunes". "Los obispos nos sentimos inspirados -subrayó el prelado- por el reciente Mensaje del Papa para la Jornada de la Paz, en el que habla de la necesidad de una buena política al servicio de la paz. Es lo que estamos tratando de hacer en este momento, en el que el tejido social debe ser reorganizado. No queremos ver más personas detenidas arbitrariamente, niños buscando comida en la basura".