Golpe a los disidentes

Confirman la muerte de un importante jefe de las FARC

Rodrigo Cadete, su alias, falleció junto a otros nueve combatientes, durante un bombardeo
domingo, 03 de febrero de 2019 · 11:58

El Gobierno colombiano informó ayer por la noche, que un importante comandante de las disidencias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), falleció junto a otros nueve combatientes. El hecho se produjo durante un bombardeo de las Fuerzas Militares en una zona selvática del sur de Colombia, y fue uno de los golpes más fuertes en contra de la milicia.

La muerte del jefe de una de las disidencias de la desmovilizada guerrilla de las FARC, a quien el presidente Iván Duque calificó como “una de las figuras más tenebrosas de esas organizaciones”, se produjo en la zona rural del municipio de San Vicente del Caguán, en el departamento del Caquetá. El líder era conocido bajo el alias de “Rodrigo Cadete”.

“Rodrigo Cadete estaba reagrupando antiguos militantes de las FARC para montar un nuevo movimiento y fue allí donde logramos neutralizarlo en esa acción”, afirmó el ministro de Defensa, Guillermo Botero, en un acto de gobierno en compañía del presidente Duque.

En ese sentido, Guillermo Botero explicó que “fueron abatidos además nueve guerrilleros. Tenemos varias capturas y los combates continúan en la región. Esperamos que en el curso de las próximas 72 horas seamos capaces de capturar a los demás que se encontraban en compañía de él”. 

Las disidencias del que fue el mayor grupo guerrillero de Colombia no aceptaron los términos del acuerdo de paz firmado en 2016 con el Gobierno del expresidente, Juan Manuel Santos, para terminar un conflicto de más de medio siglo que ha cobrado hasta el momento 260.000 vidas. 

Como parte del acuerdo de paz, más de 13.000 integrantes de las FARC, incluidos alrededor de 7.000 combatientes, depusieron las armas y se reintegraron a la vida civil en un partido político.

Rodrigo Cadete, de 52 años, participó en la negociación de paz en Cuba y desertó después de la firma del acuerdo. Se había vinculado a la guerrilla en 1980, y en su expediente figuran varias órdenes de captura por ataques a las Fuerzas Armadas, asesinatos, secuestros y extorsiones, según el ministro de Defensa. 

En la actualidad, hay más de 30 grupos disidentes de las FARC, que suman unos 1.800 combatientes y que, según fuentes de seguridad, pretenden unificarse, lo que podría representar una amenaza para la seguridad de Colombia.
 

Más de