CONFESIÓN

Sol Pérez sufrió trastornos alimenticios

La rubia confesó y detalló cómo vivió esa triste época de su vida al obsesionarse con su físico
lunes, 15 de abril de 2019 · 17:41

Son varias las mujeres del mundo de la farándula que, durante este último tiempo, confesaron haber sufrido algún trastorno o desorden alimenticio. Esta vez, y para sorpresa de todos, fue el turno de Sol Pérez

La rubia estuvo presente el sábado a la noche en el programa "PH, Podemos Hablar", y cuándo Andy Kusnetzoff pidió que "avancen al punto de encuentro los que alguna vez se obsesionaron con su físico", ella no dudó en acercarse y contar que tuvo trastornos alimenticios por querer verse mejor y dio detalles de la dura batalla que enfrentó con el apoyo de su familia para no "enfermarse".

"En un momento me había obsesionado mucho al punto que no estaba siendo saludable. Cuando arrancamos el gimnasio, sobre todo los adolescentes, tenemos eso de que te querés marcar como sea. Entonces, dejás de comer y pensás que vivís a agua y menos de 2,000 calorías y eso es una mentira", comenzó diciendo.

Y siguió: "Yo iba a comprar y me fijaba cuántas calorías tenía un paquete de galletitas. Dejé de comer chocolates, galletitas dulces, y hacía mucho gimnasio y deportes, porque además patinaba, y tomaba agua, agua, agua, hasta que me empecé a desmayar". 

En ese momento, la ex "chica del clima" repitió que estaba "obsesionada" con marcarse aunque no era necesario porque su cuerpo ya lo estaba. "¿Llegaste a caer en la anorexia?", le preguntó Andy.

Y luego de reflexionar unos segundos, ella respondió: "Se te cierra el apetito. No tenés más ganas de comer. Se te va achicando el estómago. Por más que te sientes adelante de un plato de comida no te lo vas a comer. Mi papá me sentaba y me hacía comer el plato de fideos, me decía 'hasta que no te comés el plato entero, no te levantás', y a mí me daba arcadas, no me lo podía terminar".

Entonces, Sol decidió confesar otra dura situación: recordó que su mamá enviaba a sus hermanos a escuchar atrás de la puerta a ver si ella vomitaba. "Estaba completamente obsesionada", volvió a decir. 

Ante esto, Andy quiso otra respuesta: "¿Pero sufriste bulimia o anorexia?". "En realidad tuve siempre una familia muy presente. Recuerdo que me dijeron que me tenían que empezar a inyectar hierro y el hierro no es joda, duele, te deja moretones, aparte te hinchas, y fue un proceso bastante complicado", indicó al respecto

Hacia el final de su relato, la rubia explicó que cuando tuvo esos trastorno ella notaba "que no había llegado al físico" que quería tener. "No es que me veía gorda, pero yo quería estar toda marcada y lo estaba pero porque ya no me quedaba ni masa muscular ni grasa", recordó. 

En tanto, sobre su recuperación dijo: "Lo superé con mi familia atrás y tomando gotitas que te abrían el apetito. Zafé de la parte del hierro pero sí tenía que comer comidas que a mí no me gustaban para nada como lentejas, hígado... pero sabía que era necesario para salvarme porque estaba al borde de enfermarme", dijo para finalizar. 

Cargando más noticias
Cargar mas noticias