POLÉMICA

Lourdes Sánchez hizo enojar a Sabrina Rojas

La panelista aseguró que sacaron de contexto su confesión pero Sabrina no se la dejó pasar
sábado, 13 de abril de 2019 · 18:19

Sabrina Rojas estuvo presente en "Los ángeles de la mañana" y habló de su reconciliación con Luciano Castro. Luego de protagonizar un cruce con Yanina Latorre, la panelista Karina Iavícoli, sin filtro, le preguntó: “¿Te duele que digan que Luciano por ahí es desprolijo o te engañó? Porque no está bueno”. 

La pareja de Luciano Castro respondió con sinceridad:  “No me duele. ¿Sabés lo que me da bronca? Que siempre el desprolijo es él, el que mete los cuernos es él… ¡Hola! Yo puedo meter cuernos, puedo ser desprolija”.

Al referirse al status de “sexy symbol” de su marido, Luciano Castro, Sabrina señaló a Lourdes Sánchez y dijo con humor: “Hablando de sexy symbol, acá está prendida fuego”, haciendo referencia a las declaraciones de la bailarina sobre que el galán sería su “permitido”.

“Me sacaron de contexto, te lo juro Sabri”, dijo riéndose Lourdes y abrió paso a un picante ida y vuelta con Sabrina.

Primero, Rojas eligió el humor y le dijo: “El Chato (Prada, marido de Sánchez) lo ha llamado varias veces para producir una obra, imaginate si pasamos las Fiestas juntos y te voy a tener que estar midiendo. ¿Cómo es? Mi hija es fanática tuya, imaginate que escucha que Lourdes le tiene ganas al padre. Le mataste el sueño a la nena. Hagamos un poliamor con el Chato. El Chato tiene lo suyo, aparte a lo mejor consigo trabajo”.

Mientras todos reían y la bailarina reiteró que la habían sacado de contexto con su declaración, Sabrina lanzó una frase que tornó tenso el momento: “Si yo le tuviese ganas al Chato se lo contaría a una amiga, no sé si públicamente, por respeto a vos, pero bueno…”.

Acto seguido, De Brito le preguntó a la actriz si ella tenía algún “permitido”, Rojas respondió: “No, en lo que es cabotaje no, de afuera. De cabotaje se lo cuento a mi amiga porque después él termina trabajando con esas personas y es horrible”. Un tanto incómoda, Lourdes acotó: “Son chistes...”.