NADA DE TONTA

El descargo de Jimena Barón

La actriz apuntó contra su ex.
viernes, 15 de marzo de 2019 · 11:48

Jimena Barón publicó en redes un palo para el padre de su hijo Morrison, el exjugador de fútbol Daniel Osvaldo. La cantante tuvo que completar los datos del papá de “Momo” para el ingreso al jardín de infantes y dejó entrever la ausencia del exfutbolísta.

En casi todos los datos que se pedían (teléfono, mail, dirección) la cantante puso un simple guión y donde le preguntaron la ocupación puso “Ni idea”.“Querido jardín: Es toda la info que tengo. Prometo mejorar para el próximo pibe”, puso en Twitter Jimena junto a la imagen de la planilla. 

Horas más tarde, Daniel Osvaldo decidió contestar y realizó su descargo. En su cuenta de Instagram publicó una serie de fotos y videos con su hijo Momo y escribió: "Es la primera y última vez que hago esto, pero ya que hay gente muy mala leche que miente para ser noticia, decidí hacerlo. ¿Querés saber qué tipo de padre soy, Susana? ¿Vos también, Rubén? Bueno, mirá la reacción de mi hijo al verme y al ver a su hermano, el cual no vive con él y, por ende, si no es conmigo no podría verlo, ni tampoco tener esta relación hermosa". 

Y agregó: "Me cansé de dejar que opinen pelotudeces sin saber, me cansé de comer mierda por culpa de gente que piensa que exponer a su hijo las 24 horas del día en las redes sociales, ninguneando y bardeando al padre solo por ser noticia, es ser buen progenitor. Yo no tengo que dar explicaciones a nadie, yo amo a mis hijos y trato de darles una buena educación e inculcarles buenos valores, y no que digan ‘vagina’, ‘pito’ y ‘culo’ en historias de Instagram".

Si bien al principio Jimena optó por no contestar, no aguantó y a través de videos que publicó en Instagram Stories donde dijo: "No puedo dormir. ¡Tengo una bronca adentro! Estuve todo el día haciéndome la zen, diciéndome ‘no hace falta’, ‘tenés un hijo,’ ‘no vale la pena’, ‘no te rebajes a contestar’, pero la bronca que tengo". 

"Porque una como madre sola, como que te bancas cualquiera y tenés siempre como esa dosis de culpa de decir ‘¿dónde decidiste procrear?’, eso hace en parte que uno se calle. Si uno anda diciendo y ventilando que tuvo un hijo con un mandril, tampoco habla bien de una misma. Yo me perdoné a mí. Eso dije 'ya fue'. A futuro pongo fichas, te la diste en la frente con una piedra, bueno aprendí. Sobre todo, cuando ves que está medio rancio el terreno, aprendí a no procrear. Y si ya pasó que procreaste, garra, estamos todas unidas, red, mujeres empoderadas al poder", agregó. 

Además comentó: "Se lo cría con amor y se le explica 'A mami le pasó esto, decidió esto y ahora se está haciendo cargo'. Sola, adelante, laburando, pagando el alquiler, pagando el colegio, que vivimos en un país que sale 600 mil dólares comprar una lata de atún y un paquete de fideo. Juntando la guita para Disney, ¡42 el dólar! Llevalo vos de vacaciones la conch de mi vieja. No pasa nada, lo llevo yo de nuevo. Es la segunda vez que va a Disney el pibe”.