ENAMORADOS

La China Suárez reveló cómo fue el pedido de casamiento que le hizo Benjamín Vicuña

La actriz aseguró: ''¡Quiero casarme! Pero firmando un prenupcial''.
miércoles, 13 de marzo de 2019 · 08:25

Hay parejas y exparejas en el mundo de la farándula que son noticia siempre, una de ellas es la de la China Suárez y Benjamín  Vicuña. Primero por la forma escandalosa en la que comenzaron, los rumores de casamiento, la confirmación, el nacimiento de su hija Magnolia, sus declaraciones de amor en las redes y la hermosa familia ensamblada que formaron. 

Tiempo atrás la Revista Caras tuvo al chileno como protagonista de su tapa y en la nota el actor sorprendió y enterneció a todos por las cosas que dijo a la hora de referirse a su prometida y a la relación que tiene con ella. 

Cuando la periodista a cargo de la entrevista le preguntó cómo definiría a la China, él aseguró: “Es una mujer con todas las letras. Una mujer que no dudó en postergarse para entregarse a la familia y a su rol de madre. Ella supo siempre que no era un hombre fácil por todo lo que había tenido que pasar e igual estuvo dispuesta a amar de esa forma, soñando con una familia grande”.

Sin embargo esta vez fue la propia China quien se animó a contar intimidades y reveló cómo fue el momento en que Vicuña ¡le propuso casamiento!

En diálogo con la revista "Gente" contó: "Benja es súper correcto, no podría haber sido de otro modo. Fue después de un almuerzo en el campo familiar (de Haras de Pirque, Chile). Su familia me adoptó como a una hija, como también siento que el público chileno me transfirió el cariño que le tienen a Benja. Estar con ellos es estar en casa". 

Y agregó: Esa tarde yo estaba dispuesta a dormir una siesta, porque siempre necesito las siestas. Y Benja me insistía: 'Ey, vamos a ver los caballos'. Y yo le decía: '¡Ay, no, dejame dormir un ratito!' Entonces Isabel, su mamá y cómplice en el pedido, me decía: 'Vaia, vaia, chiquita, vaya…'.

"Llegamos a las caballerizas y se me arrodilló. Mi primera reacción fue de carcajada: ‘¡Levantate ya de ahí!’. Entonces sacó el anillo, comprado con su mamá –que nos miraba de lejos–, me dijo unas palabras y tiró la pregunta. Puedo asegurar que el momento fue mágico", continuó.

"¡Quiero casarme! Pero claro que firmando un prenup (prenupcial), con todo claro... No quiero líos. No necesito la plata de nadie. Eso es demodé, de mujeres demasiado dependientes. Y yo no voy a dejar de trabajar jamás", cerró.