VIVENCIAS

Mercedes Scápola sí que sabe de luchas

Con un proyecto por delante la actriz, productora y directora cuenta el difícil momento que tuvo que pasar.
domingo, 10 de febrero de 2019 · 15:42

“Estás con mucho miedo durante mucho tiempo” recuerda la actriz que ya superó la enfermedad por la que su hijo debió ser intervenido siendo todavía un bebe: "Todo ese año me salvó el laburo” recuerda. Además, en una charla con Teleshow  los deseos de enamorarse, de la poca tolerancia a la histeria actual y adelanta sus proyectos para el 2019

Mercedes Scápola, atravezó por momentos muy duro, pero ella misma asevera que le sirvió para mejorar su vida:  "Me alivió dejar de ser solo actriz", quien se convirtió en directora, productora y curadora en Microteatro. ¿El gran logro? "Tener algo más que no sea solamente esperar que te llamen por teléfono -explica Mey-. Es muy sorprendente la gente nueva que se acerca a estar, las propuestas que recibimos son muchísimas".

Junto a María Figueras y Julieta Novarro reciben casi 200 propuestas por mes de las que 18 llegan a ver la luz sobre el escenario, en el espacio por el que ya pasaron 270 obras. En este mes la temática es la locura, y la hija de Mercedes Morán cuenta su nueva apuesta, la tercera como directora.

"Es una obra que habla de un grupo de madres de colegio que están organizando una feria del plato orgánica porque quieren juntar dinero para que sus hijos vayan a Rosario a conocer el Monumento. Y llega un padre con una panchera, que quiere vender papas fritas. Atrás de eso hay una trama de infidelidad, pero también el mundo de los padres y las madres, y los colegios y los niños", explica Mercedes, la actriz que este año con su hijo y el grupo de WhatsApp sintió muchas veces que lo que vivía era para llevar al teatro.

Recordando el suplicio vivido con su hijo, cuenta la actriz “Cada tres meses le hacíamos estudios y se iba cerrando, pero el pasaje de sangre era enorme porque en realidad era un agujero con varios agujeritos adentro, como si fuera una mallita rota. Entonces hubo que poner una mallita. Después de eso, para mí, que se quiebre el brazo es como: "¡Huy, qué plomo! No se puede meter en la pileta…". Pese al susto a que le pase algo así, comparado con otras cosas…

Cargando más noticias
Cargar mas noticias