baja de la edad de imputabilidad

"Los curas villeros prefieren aplicar una ley de Videla"

Florencia Arietto, asesora de Patricia Bullrich, respondió a las críticas al proyecto que busca bajar la edad de imputabilidad a 15 años.
viernes, 11 de enero de 2019 · 08:49

Florencia Arietto, asesora de Patricia Bullrich, opinó sobre el debate por el proyecto del Ministerio de Seguridad que busca bajar la edad de imputabilidad a 15 años para delitos graves y sobre la postura crítica de la Iglesia que calificó al Gobierno de "demagogia punitiva"."Los curas de las villas tienen que saber que hay menores armados que son soldados de los narcos", comenzó.

"No leyeron la ley por que ésta da un procedimiento integral", dijo Arietto en canal de La Nación. Y criticó: "Estos curas prefieren aplicar un decreto de Videla que tiene más de 40 años y que es antiguo para lo que es la realidad de hoy, con bandas atravesadas por el narcotráfico que utilizan a los chicos armados como soldados".

Con dureza, la asesora calificó al debate de tratarse de una pulseada política. "La Iglesia no quiere entenderlo, como tampoco quiere entender que el aborto existe. Es darle un manto de legalidad a una cuestión que existe. Podría ocuparse de cosas que son urgentes en vez de poner trabas a un Gobierno que no quiere", opinó. Asimismo, dijo que la Iglesia "romantiza la situación". "La iglesia romantiza a los chicos y los cubre de un manto suponiendo que no hay un chico armado que cometa un daño", agregó.

"Si discutimos esta ley con responsabilidad muchos chicos que están hoy detenidos pasándola mal la empiezan a pasar mucho mejor porque hay un montón más de herramientas que se están incorporando", concluyó Arietto y defendió el proyecto ante el panel.

¿Qué dice el proyecto?

El proyecto contempla que los delitos cometidos por adolescentes mayores de 15 y menores de 18 sean reprimidos con una pena máxima de 15 años. Determina un criterio de escalas por edad: a los 15 años los adolescentes serán imputables únicamente por delitos considerados graves, como homicidios, violaciones, lesiones gravísimas, secuestros extorsivos y robos con armas de fuego.

Entre los 16 y los 18 serán imputables siempre que no se trate de un delito cuya pena máxima de prisión es igual o menor a tres años; y podrán ir a la cárcel cuando cometieran un hecho reprimido en el Código Penal con una pena máxima igual o mayor a diez años.

En el caso de los menores de 15 años (inimputables) que cometan delitos reprimidos con penas de hasta 10 por el Código Penal, el proyecto contempla un programa de asistencia a través de la intervención de equipos interdisciplinarios (integrados por médicos, psicólogos, psicopedagogos, docentes, especialistas en adicciones y trabajadores sociales) para contenerlos