País

Senadores aprobaron el proyecto que modifica la Ley de Ganancias

La norma que tiene media sanción
miércoles, 21 de diciembre de 2016 · 00:00
Nacionales.- El Senado aprobó la reforma del impuesto a las Ganancias con 56 votos afirmativos, 2 negativos y 11 abstenciones. Ahora deberá será tratado por Diputados, en sesión prevista para este jueves.

Entre los puntos principales, en la iniciativa se eleva el mínimo no imponible a 37.000 pesos brutos para casados con dos hijos, y a 27.941 pesos brutos para solteros. Además, se modifican las escalas y se incorporan deducciones por horas extra en días no laborables y por zona patagónica.

Está previsto que esta misma noche la Comisión de Presupuesto de Diputados firmaría el dictamen, que este jueves se convertirá en ley en el recinto de la Cámara baja.

El debate duró casi cuatro horas y hubo nada menos que 11 abstenciones, de los kirchneristas Marcelo Fuentes, Nancy González, Anabel Fernández Sagasti, María de los Àngeles Sacnun, Virginia García, Liliana Fellner, Ana Almirón, Hilda Aguirre, María Inés PIlatti Vergara y María Ester Labado. También se abstuvieron los peronistas de San Luis Adolfo Rodríguez Saá y Liliana Negre, mientras que el senador puntano restante, Daniel Pérsico, votó en contra, junto al sanjuanino Ruperto Godoy.

La iniciativa que vio la luz quedó a medio camino entre aquel proyecto elaborado por el FpV-PJ y el Frente Renovador y la iniciativa original del Poder Ejecutivo, con un costo fiscal final estimado en casi 34 mil millones de pesos -7 mil millones más a lo dispuesto en el Presupuesto 2017-.

Dado que los gobernadores habían encendido luces de alarma por los efectos de la reforma en las finanzas provinciales, el Gobierno nacional aceptó incluir una cláusula de “garantía” de recursos vía una mayor distribución automática de los ATN.

Con la reforma, el impuesto a las Ganancias pasará a llamarse “a los Altos Ingresos” y tendrá nuevas escalas, alícuotas y deducciones, con un diferencial para los trabajadores patagónicos y un método de actualización automática que evitará caer en la voluntad del poder de turno. Así, se eleva el mínimo no imponible a 37.000 pesos brutos para casados con dos hijos –hoy el piso es de 30.000-, y a 27.941 pesos brutos para solteros –que hoy tributan desde los 22.000-. Como resultado, pagarán Ganancias casi 400.000 trabajadores menos.

La oposición no sólo consiguió subir considerablemente el MNI respecto a la intención original del Gobierno, sino que también logró que tributen sólo las jubilaciones de privilegio, es decir, aquellas que superan seis veces el haber mínimo (esto es, 33.500 pesos mensuales aproximadamente).
El Senado aprobó la reforma del impuesto a las Ganancias con 56 votos afirmativos, 2 negativos y 11 abstenciones. Ahora deberá será tratado por Diputados, en sesión prevista para este jueves.
Entre los puntos principales, en la iniciativa se eleva el mínimo no imponible a 37.000 pesos brutos para casados con dos hijos, y a 27.941 pesos brutos para solteros. Además, se modifican las escalas y se incorporan deducciones por horas extra en días no laborables y por zona patagónica.
Está previsto que esta misma noche la Comisión de Presupuesto de Diputados firmaría el dictamen, que este jueves se convertirá en ley en el recinto de la Cámara baja.
El debate duró casi cuatro horas y hubo nada menos que 11 abstenciones, de los kirchneristas Marcelo Fuentes, Nancy González, Anabel Fernández Sagasti, María de los Àngeles Sacnun, Virginia García, Liliana Fellner, Ana Almirón, Hilda Aguirre, María Inés PIlatti Vergara y María Ester Labado. También se abstuvieron los peronistas de San Luis Adolfo Rodríguez Saá y Liliana Negre, mientras que el senador puntano restante, Daniel Pérsico, votó en contra, junto al sanjuanino Ruperto Godoy.
La iniciativa que vio la luz quedó a medio camino entre aquel proyecto elaborado por el FpV-PJ y el Frente Renovador y la iniciativa original del Poder Ejecutivo, con un costo fiscal final estimado en casi 34 mil millones de pesos -7 mil millones más a lo dispuesto en el Presupuesto 2017-.
Dado que los gobernadores habían encendido luces de alarma por los efectos de la reforma en las finanzas provinciales, el Gobierno nacional aceptó incluir una cláusula de “garantía” de recursos vía una mayor distribución automática de los ATN.
Con la reforma, el impuesto a las Ganancias pasará a llamarse “a los Altos Ingresos” y tendrá nuevas escalas, alícuotas y deducciones, con un diferencial para los trabajadores patagónicos y un método de actualización automática que evitará caer en la voluntad del poder de turno. Así, se eleva el mínimo no imponible a 37.000 pesos brutos para casados con dos hijos –hoy el piso es de 30.000-, y a 27.941 pesos brutos para solteros –que hoy tributan desde los 22.000-. Como resultado, pagarán Ganancias casi 400.000 trabajadores menos.
La oposición no sólo consiguió subir considerablemente el MNI respecto a la intención original del Gobierno, sino que también logró que tributen sólo las jubilaciones de privilegio, es decir, aquellas que superan seis veces el haber mínimo (esto es, 33.500 pesos mensuales aproximadamente).
Cargando más noticias
Cargar mas noticias