Homenaje

Nantes anunció que retirará la camiseta 9 en honor a Sala

Así lo comunicó el club francés. El delantero santafesino tuvo una destacada participación en el equipo. En la Liga de Francia habrá un minuto de silencio en todos los partidos.
viernes, 08 de febrero de 2019 · 23:04

Luego de que se confirmó que el primer cuerpo hallado dentro del avión Piper Malibú el pasado lunes, era de Emiliano Sala, el club francés Nantes, en el que el futbolista argentino jugó hasta diciembre, ya que había sido transferido al Cardiff City en 17 millones de euros, decidió rendir un particular homenaje al delantero.

Hoy, Nantes decidió retirar el número nueve, la que Sala usó hasta diciembre, para rendir homenaje al delantero, después de que las autoridades británicas confirmaron haber encontrado su cuerpo en los restos del avión recuperado de aguas del Canal de la Mancha, según informó AFP.

Al respecto, el presidente del club francés, Waldermar Kita, comentó que el santafesino “ha dejado huella” en la ciudad y anunció que ningún otro futbolista volverá a vestir el número 9 en la camiseta del equipo. “Los homenajes nacionales e internacionales que le han sido rendidos están a la altura de la persona y del jugador que fue. Perdemos a un amigo, un futbolista de talento y un compañero ejemplar”, indicó el mandamás de la institución.

En tanto que, la Liga de Fútbol Profesional gala anunció hoy viernes que se realizará un minuto de aplausos al inicio de cada encuentro, lo que servirá para recordar a un jugador que llegó con 20 años al fútbol francés, en donde disputó 144 partidos en Primera División y marcó 48 goles.

Cabe recordar que, Sala había vuelto a Nantes para despedirse de sus amigos, luego de haber sido transferido a Cardiff City. En la organización del vuelo no tuvieron nada que ver los clubes, ya que el que participó fue el intermediario de la transferencia, Willie McKay. El avión había desaparecido el 21 de enero. Los voluntarios de la isla buscaron durante 72 horas, pero habían dejado de lado la tarea porque creían que existían solo “remotas posibilidades de encontrarlos con vida en esas aguas heladas y profundas”. 

El otro cuerpo hallado, pero que no pudo ser retirado, fue el del piloto David Ibbotson.