Superliga

A San Martín de Tucumán le pegaron un duro cachetazo en Avellaneda

Independiente goleó al Santo por 4 a 0. Hernández, Gaibor, Romero y Gigliotti anotaron para el equipo de Avellaneda
jueves, 08 de noviembre de 2018 · 08:59

A San Martín de Tucumán la realidad lo golpeó duro en Avellaneda, donde Independiente no tuvo piedad del Santo y lo goleó por 4 a 0, con un arbitraje de Facundo Tello que fue cuestionado por los jugadores del equipo tucumano, ya que, a su entender, fueron perjudicaron con la sanción de un penal en contra que no fue tal, y dos goles en posiciones dudosas en el primer y el tercer gol del conjunto tucumano.

Temprano comenzó a complicarse la historia para San Martín, luego de que Emmanuel Gigliotti asistió a Pablo Hernández –ex Atlético Tucumán-quien, a pesar del reclamo de los tucumanos estaba habilitado, convirtió el primer gol del partido. El tucumano no festejó el tanto. Al finalizar el partido confesó que no lo hizo porque es hincha de San Martín.

Aunque los jugadores de San Martín protestaron porque entienden que Hernández estaba en fuera de juego, el tucumano se encontraba en una posición válida al momento que conectó de derecha la habilitación de Gigliotti.

Si bien San Martín llegó a manejar la pelota por momentos, jamás logró inquietar el arco de Martín Campaña, a excepción de un tiro libre de Matías García que el uruguayo despejó con los dos puños. Con esa falta de creación y fuerza en los últimos metros de ataque fue imposible lastimar a la defensa del Rojo.

La historia a favor del Rojo comenzó a inclinarse definitivamente a su favor cuando el árbitro Tello sancionó un penal para los locales a los 76 minutos, luego de que el guardamta del Santo Jorge Carranza, despejó una pelota en su área e impactó con sus puños el rostro del defensor del Rojo Figal. Aunque los jugadores del Santo reclamaron a Tello por la sanción de la falta, el contacto existió.

El ecuatoriano Gaibor cambió la pena máxima por gol y a partir de ahí el Rojo se dedicó a manejar la pelota y buscar aumentar el marcador, lo que ocurrió sobre el final del partido, a los 90 minutos, cuando Braian Romero conectó de cabeza un centro de Nicolás Domingo.

Parecía que la cosa estaba juzgada, pero en la noche de Avellaneda no podía estar ausente del marcador Gigliotti para establecer el 4 a 0 y llegar a 12 goles en 11 partidos. Un animal.

Al Santo le queda hacer borrón y cuenta nueva ya que el próximo lunes visitará a Patronato, en Paraná, en otro partido de los denominados de ‘seis puntos’. Además, los tucumanos tratarán de torcer la historia cada vez que salen de Ciudadela, ya que hasta aquí San Martín solo cosechó un punto en sus presentaciones como visitante.
 

Cargando más noticias
Cargar mas noticias