Hallazgo

Increíble reconstrucción del Tiranosaurio Rex más grande del mundo

Fue encontrado en Canadá en 1991 y sorprende por su envergadura, que lo convierte en el más grande de su especie.
lunes, 25 de marzo de 2019 · 13:35

La noche que en que el Tiranosaurio Rex fue descubierto, los investigadores se hallaban reunidos alrededor de una copa de whisky, es por tal motivo que decidieron llamar a este dinosaurio carnívoro, Scotty, que es el nombre con que estaba labrada la bebida con la que sobrellevaban el tiempo. Este suceso ocurrió en 1991 pero recién ahora, tras un largo proceso de reconstrucción, pudieron determinar las características de la especie.

Gracias al análisis realizado en los huesos de las piernas del esqueleto, se sugiere que el dinosaurio habría tenido un peso vivo de más de 8,800 kilos, lo que lo convertiría en el dinosaurio carnívoro más grande conocido hasta el momento.

Los Tiranosaurios Rex eran seres de dimensiones increíbles que podían llegar a pesar 8 toneladas y algunos de ellos, o al menos uno, llegó a medir 13 metros de largo según se publicó en una investigación en The Anatomical Record.

El investigador destacado del equipo que dio con el Tiranosaurio Rex expresó en relación a Scotty: “Este es el Rex de Rexes". Quien dio las declaraciones es Scott Persons, estudioso que trabaja en el Departamento de Ciencias Biológicas de la Universidad de Alberta.

Además, expresó con relación al hallazgo que “hay una variabilidad de tamaño considerable entre los Tiranosaurios. Algunos individuos eran más larguiruchos que otros y más robustos. Scotty ejemplifica al robusto. Si uno toma medidas cuidadosas de sus piernas, caderas e incluso del hombro, Scotty sale un poco más fuerte que otros especímenes de Rex.

Más de una década llevó a los paleontólogos remover la arenisca que cubría los huesos de este dinosaurio y los resultados fueron conmovedores, ya que las características únicas de este ejemplar no corresponden tan solo a su tamaño. Los estudiosos consideran que Scotty es el Tiranosaurio Rex más viejo que se conoce. Estiman que vivió más de 30 años por lo que explicaron: “Para los estándares de los Tyrannosaurus, tuvo una vida inusualmente larga y fue violenta". Gracias a la observación de los huesos pudieron determinar que “hay patologías adheridas al esqueleto en lugares donde los huesos presentan cicatrices de grandes lesiones".

Tras esta ardua reconstrucción, el esqueleto de dinosaurio será exhibido en mayo, en el Royal Saskatchewan Museum.