Insólito

Según una mujer rusa, fue violada por un pokémon mientras dormía

La insólita situación fue denunciada por la supuesta víctima en la policía.
sábado, 13 de agosto de 2016 · 00:00
RUSIA.- Pokémon Go llegó para quedarse, pero en algunas partes del mundo está causando problemas. Algo así ocurrió en Rusia, donde una mujer denunció que fue abusada sexualmente por un Pokémon mientras dormía. 
La presunta víctima se acercó a una dependencia policial para denunciar lo que le había ocurrido. Los efectivos la miraban asombrados y no podían creer lo que estaban escuchando. Según su testimonio, se encontraba en su habitación jugando con la popular aplicación hasta que el sueño la venció y se quedó dormida. Al despertar, asegura que tuvo la "sensación" de estar siendo abusada y al abrir los ojos notó en el celular que un "gran pokémon" se encontraba sobre ella.
Asustada, llamó a su marido para contarle lo que le ocurrió. Él no le creyó y le recomendó ir a un psiquiatra ya que seguramente fue una alucinación. Sin embargo, ella segura que lo que le había ocurrido era verdad, por lo que denunció lo ocurrido.
A pesar de haberla escuchando pacientemente, los policías tampoco le creyeron. "Ella dice que hay muchos Pokémon en su casa y que incluso su perro puede verlos y ladra cada vez que juega Pokémon Go", sostuvieron.

RUSIA - Pokémon Go llegó para quedarse, pero en algunas partes del mundo está causando problemas. Algo así ocurrió en Rusia, donde una mujer denunció que fue abusada sexualmente por un Pokémon mientras dormía. 

La presunta víctima se acercó a una dependencia policial para denunciar lo que le había ocurrido. Los efectivos la miraban asombrados y no podían creer lo que estaban escuchando. Según su testimonio, se encontraba en su habitación jugando con la popular aplicación hasta que el sueño la venció y se quedó dormida. Al despertar, asegura que tuvo la "sensación" de estar siendo abusada y al abrir los ojos notó en el celular que un "gran pokémon" se encontraba sobre ella.

Asustada, llamó a su marido para contarle lo que le ocurrió. Él no le creyó y le recomendó ir a un psiquiatra ya que seguramente fue una alucinación. Sin embargo, ella segura que lo que le había ocurrido era verdad, por lo que denunció lo ocurrido.

A pesar de haberla escuchando pacientemente, los policías tampoco le creyeron. "Ella dice que hay muchos Pokémon en su casa y que incluso su perro puede verlos y ladra cada vez que juega Pokémon Go", sostuvieron.

Fuente: La Gaceta